Error incinerar basura en la CdMx: Paul Connett

 -  -  70293


Es un error aprobar la incineración de 4 mil toneladas de residuos sólidos urbanos en la Ciudad de México, advirtió Paul Connett, especialista anti-incineración y activista del programa “Basura Cero”, al recordar que la empresa Veolia pondrá en marcha la planta “El Zarape” que será la más grande a nivel mundial pero también la que generará problemas de salud por las sustancias que lanzará al aire en el Valle de México y que atentan la sustentabilidad del medio ambiente.

El especialista en química y toxicología ambiental afirmó también que es una mala decisión la puesta en marcha de otra planta similar en el municipio de Tizayuca, estado de Hidalgo, a cargo de la empresa Valorsum ya que la salud ambiental de la Megalópolis se verá más comprometida.

Dijo que la industria de la incineración es una “industria muerta” en países como Estados Unidos pero México va en contra de esta tendencia, decisión que seguramente influirá en otros estados que lo que buscan no es atender el tema del manejo de los residuos sólidos sino “desaparecerlo” con un alto costo para la salud.

De visita en Toluca en donde ofreció primero una rueda de prensa y después una conferencia magistral a estudiantes de la Facultad de Geografía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), advirtió que los rellenos sanitarios tampoco son solución, y una viable para reducir la producción de basura es que las empresas se comprometan a no elaborar envases y productos que tengan que ser destruidos.

El especialista, que durante los últimos 30 años ha investigado sobre la gestión de residuos en 49 estados de los EE.UU., varias provincias de Canadá y otros 60 países, destacó que las empresas incineradoras no son una alternativa en muchos sentidos, y uno de ellos es que no generan fuentes de empleo.

Prueba de eso es que en Hidalgo y Puebla, donde ya funcionan esquemas de incineración, solo han sido contratadas siete personas; o un caso de Berkeley, Estados Unidos, donde tras ser invertido un millón de dólares en un esquema similar fueron abiertos únicamente 37 espacios laborales.

Advirtió que los 2 billones de dólares que se pretenden invertir en México para plantas incineradoras que buscan generar electricidad, una parte debería ser destinada a la investigación, académicos y estudiantes para que encuentren alternativas de solución aunque una de ellas está en empujar una producción circular y no lineal a nivel nacional y mundial.

Por ahora, dijo, hay alternativas más sencillas y baratas para llegar al objetivo de “Basura cero” y que es la separación de desechos como paso uno; la recolección puerta por puerta poniendo en práctica un paso clave que es la separación adecuada de los residuos; generación de composta como tercer paso y posteriormente el reciclaje y como última etapa el reuso.

Connet afirmó que en México, por ejemplo, el 60% de los residuos orgánicos no son bien manejados pese a que éstos pueden usarse para los cultivos. “Los desperdicios pueden salir de los restaurantes, hoteles y de los que se dedican al campo”, sostuvo.

Carlos Samayoa, representante de Greenpeace, y Jorge Tadeo Vargas, del Laboratorio de Investigación en Desarrollo Comunitario y Sustentabilidad (LIDECS) recordaron que las políticas en materia de manejo de residuos sólidos ya tuvieron efecto, primero con el cierre del Bordo Poniente en 2012 que dejó sin empleo a mil 500 pepenadores y por otro lado, el hecho de que esta tendencia puede generalizarse en el país porque en el caso de Veolia tiene presencia a nivel mundial y las leyes tan laxas de México le pueden abrir más la puerta para ampliar operaciones.

 

 

 

70 recommended
comments icon 0 comentarios
0 notes
293 vistas
bookmark icon

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *