Continuarán proyectos de ciencia y tecnología entre México y EU: Especialistas

797


La colaboración científica y tecnológica entre México y Estados Unidos tiene más de 45 años de historia. Su relación no sólo incluye el intercambio estudiantil, pues existen convenios para que investigadores mexicanos aporten conocimiento a científicos estadounidenses y viceversa.

El principal destino de los estudiantes mexicanos que reciben una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para estudiar en el extranjero es precisamente Estados Unidos. Tan solo en 2016, otorgó mil 550 becas de maestría, doctorado, especialidad, posdoctorado, estancias sabáticas y becas mixtas para ir a ese país, lo que representa 24 por ciento de los apoyos al extranjero, de acuerdo con información de la Dirección Adjunta de Posgrados y Becas (Dapyb) del Conacyt.

En 1972, ambas naciones suscribieron el Acuerdo de Cooperación Científica y Técnica y a partir de entonces se ha fortalecido la cooperación en estas áreas. En 1990 se creó la Comisión México-Estados Unidos para el Intercambio Educativo y Cultural (Comexus), la cual otorga las prestigiosas becas Fulbright-García Robles para que estudiantes mexicanos realicen un posgrado en esa nación.

En 2013, sus presidentes impulsaron el Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (Fobesii), a través del cual se han suscrito más de 80 acuerdos de cooperación entre sus instituciones de educación superior, según un reporte de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El director de Cooperación Internacional del Conacyt, Jesús Arturo Borja Tamayo, señaló que en un viaje reciente de funcionarios de ese Consejo a Estados Unidos, no percibieron ninguna señal negativa por parte de las agencias de dicho gobierno que participan en la política de ciencia, tecnología e innovación o por parte de las universidades. “Para nosotros todo sigue normal”.

En este mismo tenor, el director del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), José Mustre de León, institución que tiene más de 50 convenios con instituciones de Estados Unidos, expresó que la relación entre estos dos países en materia científica es casi inquebrantable.

“En general, no se podrían romper los lazos de cooperación tan fácilmente porque las fuentes de financiamiento de las colaboraciones son diversas, se necesitaría que se restringieran todos los programas de colaboración”, indicó.

Además, añadió, la visión de la gente que dirige las universidades, laboratorios y centros de investigación es que la cooperación internacional es fundamental y seguramente se opondrán a cualquier medida que pudiera afectarla.

Señaló que el Cinvestav ya tuvo acercamientos con directivos de empresas estadounidenses, con las cuales tienen algún proyecto de ciencia o tecnología, y ellos expresaron que piensan seguir trabajando con México.

Si quieres saber más, consulta

http://conacytprensa.mx/index.php/sociedad/politica-cientifica/12882-la-ciencia-mexicana-ante-el-nuevo-gobierno-de-trump

CDC

7 recomendaciones
comments icon 0 comentarios
0 notas
97 vistos
bookmark icon

Escribe un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *