La música también se ve: Karen Lizarraga

 -  -  270


Su inclinación de niña por “pintar de todo”, desde sirenas, frutas, personas o paisajes, se convirtió en una afición que años más tarde le permitió a Karen Lizarraga Jauregui unir en imagen dos pasiones: la música y la fotografía, a la cual considera otra forma de pintar.

Al paso del tiempo, ya en la universidad, presentó como trabajo final en su clase de fotografía una serie de 12 imágenes del grupo mexicano de rock Víctimas del doctor cerebro. “Le gustaron tanto a mi maestro Martín Olivares, que me recomendó para postularme a una beca de fotoperiodismo por la Universidad de Texas”, refiere la joven licenciada en Comunicación por la UAEM.

Con el tiempo y a través de la lente de la cámara semi profesional, regalo de su papá, José Lizarraga, ha captado una serie de fotografías que le valieron presentar este viernes su primera exposición: “La imagen de la música” en la Casa de las Diligencias de la Universidad Autónoma del Estado de México. En ella capta de manera individual a músicos y cantantes de los más variados estilos, que se han presentado en teatros y conciertos locales, nacionales e internacionales.

“La expresión no verbal siempre ha llamado mi atención; los gestos, los rasgos, el sentimiento que proyectan arriba del escenario; de ahí que mis retratos sean expresivos. Me gusta captarlos de manera individual, no grupal; siento que de esa forma es posible apreciar con mayor fuerza sus emociones”.

La fotografía ayuda a mirar con otros ojos la música; viéndola te puedes contagiar de su energía, te emocionas con los artistas, afirma la fotógrafa amante del color azul, en cuyo trabajo artístico, predomina esa tonalidad, ya sea en la ropa de los intérpretes o en la iluminación. ¿Cuál es su siguiente paso? Actualmente está integrando el catálogo de la obra artística de la Universidad, institución donde se tituló mediante un ensayo fotográfico apenas el año pasado.

CDC

2 recommended
comments icon 0 comentarios
0 notes
70 vistas
bookmark icon

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *