Libro digital vs libro impreso ¿Cuál es mejor?

 -  -  934


La valía de un libro reside en su contenido; por lo tanto, lo más importante es la lectura en cualquiera de estos formatos, coincidieron catedráticos de la Facultades de Humanidades y de Arquitectura y Diseño, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

En un debate organizado por el primer espacio académico, sus investigadores Rogerio Ramírez Gil y José Luis Herrera Arciniega, así como los catedráticos del segundo, Elisa Espinoza Castillo y Emiliano Moras Gómez, plantearon respectivamente las ventajas y desventajas de los textos en formato impreso o digital.

Disfrute inmediato

En defensa de los libros digitales, plantearon que esas ediciones disponen de recursos que no se podrían incluir en textos impresos, como elementos multimedia (sonido, video, animaciones, etcétera) o, son más costeables, por lo cual representan una mejor opción.

Además, señalaron, una tienda en línea ofrece la posibilidad de consultar comentarios sobre el libro, lo cual resulta de interés, al igual que hacer visible un fragmento de la obra, como muestra de su contenido, lo que permite al comprador valorar si el ejemplar es de su interés o no.

“Otra ventaja de los materiales digitales es su disponibilidad, pues basta con hacer una compra en internet para disfrutarlos de manera inmediata; además estas ediciones son inagotables y se pueden actualizar constantemente si se requiere”.

Espinoza Castillo y Moras Gómez también resaltaron que a pesar de que el precio de un dispositivo que permite descargar y leer libros electrónicos es mayor al de una obra impresa, éste también es más versátil para llevarlo consigo; igualmente permite almacenar decenas de libros en un espacio físico diminuto en comparación con los libros impresos”.

Olor a tinta

Por su parte, Ramírez Gil y Herrera Arciniega, coincidieron en que la lectura en obras impresas y electrónicas no es la misma, pues la relación entre el lector y el texto tangible es una experiencia particular, más significativa. “Un libro impreso brinda sensaciones únicas, desde la satisfacción de quitar su envoltura, oler la tinta impresa, poder hacer notas sobre él, subrayar citas o solicitar un autógrafo o dedicatoria, en caso de tener la oportunidad de conocer al autor del ejemplar”.

Más allá del romanticismo que envuelve el hecho de preferir los textos impresos, destacaron la ventaja de poder leer sin requerir la energía eléctrica para necesita un dispositivo. También argumentaron que los aparatos electrónicos son relativamente más vulnerables de dañarse en una caída o susceptibles a cualquier avería que ponga en riesgo las obras que almacenan, sumado al hecho de que no son igual de cómodos para trabajar con ellos (por el impacto a la vista).

Durante el debate surgió la interrogante respecto a si las obras impresas desaparecerán eventualmente o serán desplazadas por textos electrónicos. Los participantes coincidieron en que ambos formatos son complementarios, aunque es muy probable que, con el paso de los años, el precio de los libros impresos se encarezca tanto que los convierta en artículos de lujo.

CDC

9 recomendaciones
comments icon 0 comentarios
0 notas
34 vistos
bookmark icon

Escribe un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *