CAVA DE PERROS

 -  -  356


El compadre Mezcal

Bailey y Kalhúa acaban de conocer a un compadre llamado Mezcal. Es un mexicanísimo Xoloitzcuintle casi como de la cava, digo, como de la familia. Entre Bailey, Kalhúa y Mezcal….  la cava sigue creciendo…   Nos faltan algunos otros familiares con nombres de bebidas, pero ya irán apareciendo…

Mezcal luce orgulloso su playera del FBI, por lo que ha sido condecorado con las CUATRO F’s:      Feo…  Fuerte…   Formal …           …………..y Facilote……..…

Mezcal es un macho mexicano al que le gusta salir sólo a pasear. Su dueña ya dejó de intentar ponerle correa, porque una vez en la calle, Mezcal es imparable; corre, vuela y se acelera (como la canción). De plano ya también dejó de intentar pasearlo; simplemente le abre la puerta y Mezcal hace su recorrido y regresa dócilmente a casa.

Por supuesto hay ciertas temporadas que no sólo regresa dócilmente, sino también mansito mansito…. relajado… ejem… digamos que muy satisfecho….  Pero eso sí, a Mezcal sólo le han podido comprobar una camada con una cocker spaniel y muy responsablemente se quedó con una hija a la que le puso Lola y la cuida como suya, jejeje….

Lola es…..  ¿Cómo explicarlo? ……  pues….  peloncita como el papá Xoloitzcuintle, pero con las orejas redondeadas y peluditas como la mamá Cocker; con carita chistosa, muy carismática, traviesa y todavía más veloz que el papá ¡Claro! como todavía es una cachorrita tiene mucha energía; le da tres vueltas a Mezcal y sigue brincoteando mientras que su papá a la primera vuelta juega, a la segunda gruñe y para la tercera vuelta ya se fue enojado a buscar el refugio de su dueña y a contarle lo mucho que sufre con esa chiquilla.

Mezcal no sólo es facilote para buscar perritas.  También es un facilote dentro de la casa ¿Tú crees que mis perros están consentidos???  N´ombre… si comparados con Mezcal los míos están en escuela militar. No sólo duerme en la misma recámara que su dueña, sino dentro de la cama con ella.  Y no sólo eso, además recibe una terapia de besos todas las mañanas.

B & K reciben una probadita de lo que yo como o a veces sólo las sobras. A Mezcal le compran su taco o su hamburguesa exclusivamente para él.  Eso sí, hay que decir que Mezcal agradece todo con mucho amor y miraditas tiernas. Se chiquea que da gusto; es casi tan empalagoso como Bailey y, su dueña se esmera en acariciarlo y hacerlo feliz.

Realmente da gusto ir a visitarlo a la casa de mi amiga.  Mezcal es de esa clase de perros que agarra su juguete y te lo trae para que lo avientes y se lanza con toda alegría a buscarlo y lo vuelve a traer. Aunque ahora con la competencia de Lola robándole los juguetes y la atención, todo se vuelve una diversión entre los dos perros y sus divertidos espectadores.

CDC

3 recomendaciones
comments icon 0 comentarios
0 notas
56 vistos
bookmark icon

Escribe un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *