El lenguaje corporal juvenil y el género mediante tatuajes y piercings

 -  -  987


Una característica cada vez más generalizada del lenguaje corporal de nuestros días consiste en el uso de tatuajes y de piercings como medios de comunicación que muestran una predilección por las actuales generaciones que les adjudican un valor identitario importante. Algunos los consideran elementos decorativos y de embellecimiento para sus cuerpos, otros los emplean como agentes de expresión para comunicar sentimientos de apego o rechazo; también hay quienes los califican como arte plasmado en la piel.

Pero independientemente de la función específica que le adjudiquen, existen diferencias importantes de uso según el género y el estilo juvenil. En este sentido, los espacios del cuerpo para las perforaciones corporales en mujeres se relacionan con resaltar atributos de belleza construidos y atribuidos culturalmente, anclados a ciertas partes de su anatomía percibidas como atractivas, seductoras y hasta eróticas.

De tal manera que una de los más marcados por el género en cuanto a perforaciones es el ombligo, aunque las perforaciones en la nariz también son muy comunes entre ellas, ya que es percibida como una de las partes del cuerpo donde más se resalta su belleza. En los hombres, los pezones y los genitales son los lugares más frecuentes. En términos generales, las perforaciones parecen ser más comunes entre los grupos juveniles que asumen identidades contestatarias o disidentes y los usan justamente como medios simbólicos de expresión.

Con relación a los tatuajes, suele pensarse que hacen a la mujer verse más “sexy”, pues tienden a conducir la atención hacia la espalda baja, tobillos, pelvis y la espalda alta, percibidas como atractivas o seductoras. Un factor importante es que eligen diseños pequeños y motivos acordes con atributos y características que refuerzan ideales de delicadeza o belleza, tales como flores, mariposas o estrellas. Los hombres, en cambio, prefieren figuras más grandes y llamativas como serpientes, dragones, leones o diversas figuras que pueden representar fuego o rayos.

Es evidente que la interpretación del uso de tatuajes y piercings varía dependiendo del grupo juvenil y las categorías construidas por cada uno de éstos; sin embargo, independientemente de ello, en términos generales, su utilización en hombres y en mujeres parece ser una muestra simbólica muy evidente sobre la percepción de lo femenino y lo masculino, en donde se resalta la posición de la mujer como objeto sexual, decorativo y delicado, en comparación con la posición del hombre como fuerte, dominante y poderoso.

CDC

9 recommended
comments icon 0 comentarios
0 notes
87 vistas
bookmark icon

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *