UNA LUZ DE ESPERANZA

 -  -  1475


Todos en algún momento enfrentamos situaciones que van marcando nuestra vida… nuestra esencia, problemas que tocan dolorosamente hasta lo más profundo de nuestro ser.

Cuando los problemas nos agobian, cuando ya no podemos más, cuando nuestro mundo se ha acabado y la esperanza ha desaparecido; cada vez que nos sentimos tristes y perdidos como si el mundo nos hubiera abandonado y entráramos a un túnel donde todo se ve negro con un aire negativo, no te desesperes, recuerda que son estos instantes los que nos hacen crecer, los que nos enseñan que no estamos solos, que dentro de nosotros existe un amigo que nos acompaña, nos brinda la fuerza y la fortaleza para salir avante; el que nos dice una y otra vez que tengamos paciencia, que la luz está cerca y que el tiempo de sufrir está por sucumbir, que la tormenta cesará y la luz al final del túnel pronto aparecerá.

Escucha el susurro de tu amiga que te dice que no te preocupes, que nunca vas a estar sola, que juntas lograrán que la calma retorne y cuando la oscuridad de la noche desaparezca, podrás entender realmente que fue  lo que pasó; entonces la luz del día brillará nuevamente en tu camino, sabrás que era necesario pasar por esa situación para lograr el cambio que necesitabas, te darás cuenta que  las cosas pasan por algo y que la vida te ha puesto a prueba dándote una nueva lección.

Así que cuando percibas algo malo, no te angusties y ¡No pierdas el tiempo en lamentaciones! Dale a cada problema la importancia que requiere y no permitas que éstos nublen tu razón. Y recuerda que a pesar del caos siempre existirá una luz de esperanza.

No hay más…

CDC

14 recommended
comments icon 0 comentarios
0 notes
75 vistas
bookmark icon

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *