Con mayor frecuencia la sociedad toma justicia por su propia mano

8118


Cada vez es más común observar en las calles del Valle de México, pero también en otras ciudades alrededor del mundo, anuncios en los que vecinos organizados advierten a ladrones que no intenten despojarlos de sus bienes, de lo contrario serán linchados; vialidades cercadas en las que únicamente se permite el tránsito local, o bien conjuntos residenciales resguardados por policías públicos o privados.

La especialista Claudia Zamorano Villarreal, plantea que a este fenómeno se le denomina privatización de la seguridad pública e incluye las acciones que emprende la sociedad civil para garantizar la seguridad que el Estado no le otorga a su persona o a sus bienes. Y aunque se trata de un concepto ambiguo al relacionar cuestiones del imaginario, del miedo y de la violencia real, se traduce en diversas acciones como la organización vecinal para el cierre de la calle donde habitan o la contratación de seguridad privada en comercios y domicilios, entre otras.

La investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), junto con Guénola Capron, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Azcapotzalco, coordinan un proyecto que analiza este fenómeno que cruza las fronteras entre lo público y lo privado.

“Tenemos agencias de cámaras de videovigilancia que están poniendo en toda la ciudad, en donde (…) los espacios donde están las pantallas son privados y el Estado les concesiona ese servicio, entones ahí está borrándose cada vez más la frontera entre lo público y lo privado”, señala Zamorano Villarreal.

Se ha observado un crecimiento de la cultura del miedo y desconfianza que hace más difícil la sociabilidad entre los ciudadanos. Pretendemos estudiar la relación con los jóvenes, mujeres u hombres, porque se cambia toda la sociabilidad a partir de la cultura del miedo, afirma.

Asociado a ello destaca la llamada “geografía del miedo”, que consiste en la clasificación de los espacios que las personas consideran seguros o inseguros, y a partir de los cuales deciden transitarlos o no. “Hablamos de fragmentación socioespacial al momento en que se cierran las vías de acceso a centros habitacionales decidiendo quién va a poder pasar, porque a partir de ahí se crean nuevas fronteras entre mi espacio, el entorno cercano y los de afuera, fragmentando la ciudad”.

“Mucho de lo que estamos viendo y que hemos visto es el papel del miedo en la fragmentación de la ciudad y eso sería un hilo para entender mejor la función del miedo y la inseguridad en la construcción de las ciudades y la ciudadanía”, asevera la investigadora.

Si quieres saber más, consulta

http://conacytprensa.mx/index.php/ciencia/humanidades/12618-retos-privatizacion-seguridad-publica-en-valle-de-mexico

CDC

8 recomendaciones
comments icon 0 comentarios
0 notas
118 vistos
bookmark icon

Escribe un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *